domingo, 13 de enero de 2013

Cómo hacer Gallina (o pollo) en pepitoria de la tía Josefa

La receta de  gallina en pepitoria es un plato muy antiguo. En los recetarios hispanoárabes del siglo XIII aparecían preparaciones muy similares.
Aunque la receta original lleva gallina, está el mundo como para comer gallina en la cuesta de enero, ponemos un buen pollo y riquísimo que queda, no lo dudéis. 
Este es un plato de invierno, de frío, de mojar pan y soplar la salsa bien caliente, de los que entras en calor cuando los comes, la almendra ayudara mucho a ello. 

No os olvidéis  poner un buen pan, es un acompañamiento imprescindible en este plato (para mí, en todos)

Os encantará y a vuestra familia ni os cuento, no hay nada como un buen guiso para alegrar al personal,


Ingredientes 
- 1 gallina o 1 pollo de 1 Kg y 1/2 aprox.
- 2 cebollas
- 2 yemas de huevos (cocidas)
- 2 dientes de ajo (sin simiente)
- 12 o 14 almendras tostadas.
- Hebras de azafrán (8 o 10)
- 100 ml. de vino blanco
- 1/2 cucharada de harina (yo no le puse)
- 1/2 litro de caldo de pollo (yo lo hice calentando agua y con una pastilla de caldo de pollo)
- 2 hojas de laurel
- 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
- Sal y pimienta negra molida.
Elaboración
- Cocer los huevos en agua hirviendo durante 10 minutos. Escurrirlos, pelarlos con cuidado, partirlos en dos y retirar la yema para un cuenco. Guardar la clara para otra preparación y reservar la yema.
- Pelar y picar los dientes de ajo y las cebollas. Reservar.
- Disponer las hebras de azafrán en una sartén antiadherente, sin aceite y tostarlas ligeramente.
- Limpiar bien la gallina (o pollo) y chamuscarla para eliminar los restos de plumas y eventuales impurezas.
- Cortarla en octavos y salpimentarlos. Calentar cuatro cucharadas de aceite de oliva en una cazuela de barro (u otra cualquiera que tengas), dorar los trozos de gallina durante 3 minutos por cada lado y retirarlos.
- Añadir las 2 cucharadas de aceite restantes e introducir la cebolla picada en la misma cazuela y rehogarla a fuego lento durante 8 minutos. Agregar los ajos picados y cocer 2 minutos más. Añadir la hoja de laurel, la harina (yo no le puse) y el vino blanco. Remover con una cuchara de madera para que no se formen grumos.

- Volver a introducir los trozos de gallina reservados en la cazuela y cubrir con el caldo. Tapar y dejar cocer a fuego lento durante 1 hora.

- Colocar las almendras tostadas y peladas en el mortero, añadir las yemas cocidas y el azafrán tostado y triturar hasta obtener una pasta homogénea. Desleír con un poco de caldo de pollo y agregar este majado a la cazuela. Cocer durante 10 minutos más.

- Servir con un buen pan, es un plato de los de mojar y mojar y mojar...
Existe muchísimas variantes de esta receta. En la antigüedad solía especiarse más y además del azafran, solía añadirse jengibre, nuez moscada, un chorrito de vinagre y unas gotas de limón.


Puedes ver AQUÍ, otras recetas  con pollo publicadas en el blog.


35 comentarios:

  1. Tiene una pinta buenísima y las fotos me han encantado.
    http://lacocinadecuchy.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Desde luego que hace falta un buen pan... esa salsa no se puede dejar perder.
    De diez.
    ;-D

    ResponderEliminar
  3. Plato contundente donde los haya, y si puede ser con pollo de corral, una delicia. Te ha quedado estupendo. Besos

    ResponderEliminar
  4. Leyendo tu publicación sobre la masa Madre e de reconocer que me enganchaste y me animare hacerla gracias por tu dedicación y compartir tus experiencias

    ResponderEliminar
  5. Leyendo tu publicación sobre la masa Madre e de reconocer que me enganchaste y me animare hacerla gracias por tu dedicación y compartir tus experiencias

    ResponderEliminar
  6. Hoa amiga, con estos fríos da gustito este plato rico y contundente.Muchas gracias y besitos.

    ResponderEliminar
  7. Ya lo creo...imprescindible un buen pan para mojar en este guiso, que rico!! Muchos besos

    ResponderEliminar
  8. Mi abuela lo hacía como nadie, como me gustaba! Ahora hace años que no lo como, me ha apetedico muchísimo al ver tu fantástica foto!
    Besos
    Sandra

    ResponderEliminar
  9. Una receta riquísima!! La presentación me encanta! Besoss

    ResponderEliminar
  10. Que ganas de probarlo con esta pinta, y lo de mojar pan me encanta!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Tengo una receta de pollo en pepitoria desde hace un monton de tiempo,pero nunca llege a ponerla en practica y ahora con esta tuya la otra no vera la luz jejeje....esta me parece fantastica que delicia estaria estupenda...Besitos

    ResponderEliminar
  12. Te he visto en el blog de Maria Jose, y he venido ha visitarte, me ha encantado lo que he visto, así qué me quedo por aquí! el pollo, lo preparo muy parecido, y si que está ríco. El codillo asado, acabo de apuntarlo, pues se ve estupéndo!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Yo no lo hice nunca ,pero seguro que está muy rica y esa salsa para mojar el pan uhmmmmm.besinos

    ResponderEliminar
  14. Tiene una pinta muy buena este pollo, mi madre recuerdo que lo hacia bastantes veces.
    besos

    ResponderEliminar
  15. el pan y el vino ya lo pongo yo,tremendo pollo¡¡
    buena semana
    beso

    ResponderEliminar
  16. Vaya pinta! Este plato es de los de empezar a mojar pan y no saber si es mejor el pollo o el pan con la salsa. Una gozada, vamos.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Un plato estupendo, un rico plato de los que a mí me gusta y a la vista está sin necesidad de degustarlo. Un recuerdo que guardo con mucho cariño de mi infancia eran aquellas deliciosas croquetas de pechuga de gallina y jamón que mi querido padre nos preparaba en casa siempre que mamá hacía un excelente cocido.

    Gracias por compartir Isabel porque cuando se comparte se gana sobre todo si lo hacemos con generosidad.

    ResponderEliminar
  18. Qué pintaza buenísima...y que ganas de mojar pan! ;))

    Feliz semana!

    ResponderEliminar
  19. Buenísimo. Fíjate que he probado esta receta tanto con gallina como con pollo, y será la costumbre pero me quedo con el segundo. Preciosas las fotos, como siempre, y otro recetón estupendo. Tienes razón, no hay que olvidarse el pan para mojar. Besos.

    ResponderEliminar
  20. Menudo mangar nos traes hoy, como dijo yo es de los de toma pan y moja, a mi me pirraaaa¡¡¡besos

    ResponderEliminar
  21. Venia a darte las gracias por tu ayuda y me dejas este super regalo, ya no digo nada de tus recetas porque no se que mas puedo decir...
    Genial
    Un beso
    La Tauleta

    ResponderEliminar
  22. Buffff....Lo que me gusta una buena pepitoria como ésta, qué delicia!!! De las recetas tradicionales que nadie debería perderse!!!

    ResponderEliminar
  23. Fantástica receta y fotografía

    ResponderEliminar
  24. Holaaaa
    He comido gallina en pepitoria cuando era niña, no la he vuelto a comer, de todas maneras, con lo que me gusta el pollo, casi lo prefiero para hacer la receta, y el pan que no falte, eso es indiscutible
    Un besote y feliz 2013

    ResponderEliminar
  25. Ole, ole y ole, que delicia de pollo, yo me pondría una buena barra de pan para no dejar de mojar esa deliciosa salsita.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  26. No hay quien se resista a un plato como este y eso que lo de mojar pan en mi caso es pecado mortal pero... ¡para eso esta la penitencia! :)
    Muacs

    ResponderEliminar
  27. que buen plato has preparado,, besos

    ResponderEliminar
  28. Qué color tan precioso tiene la salsa, esa es para mojar pan sin parar, qué rico. Como te dije he empezado a hacer la masa madre y ahí estoy, esperando darle de comer cual "tamagochi", el domingo la tendré hecha, así que espero esa receta del pan para terminar de redondear la odisea de la masa madre. Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Mira que justo ayer vi hacer gallina en pepitoria en "Cocineros sin estrella" y se me antojó, y hoy te la veo a ti y se me vuelve a antojar. Esta cerá muy prontito, tiene que estar estupenda.
    Besos.

    ResponderEliminar
  30. GRacias por esta magnífica receta, y por su historia. No sé qué es lo que más me ha encandilado de esta entrada. Bs.

    ResponderEliminar
  31. Un clasico donde los haya, pero que nunca pierde protagonismo en nunguna mesa, menos en la tuya...!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Esta receta es de fiesta, de Navidades para arriba, de lujo lujo.. me la llevo porque esta caera mas tarde o mas tempreno, gracias por esas manos que dios te dio, y nosotras que lo vemos, un besito

    ResponderEliminar
  33. Espectaculaaaaaaaaaaaaar como siempre pesiosaaaaaaaaa ,he comido el pollo en pepitoria pero la gallina no ,mi abuela la ponia en el cocido y cuando tuve a mi peque mi madre me hacia calditos de gallina ,despues con la carne hacia croquetas siempre me resulto muy seca.
    Tomo nota porque recuerdo haber comido gallina en casa de mi abuela sin ser en el cocido ,asi que me hare con media gallina cuando pueda para poner tu receta en practica.
    Bicos mil potitaaaaaaaa miaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  34. Hola Isabel.

    Mira que me gusta el pollo, pero tienes toda la razón creo que en esta receta la protagonista es la salsa, está espectacular, de color, de espesor, rotundamente deliciosa. Me llevo la receta porque nunca lo preparé así. Te quedó de revista.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por haber visitado esta cocina!!
Como nadie sé el valor del tiempo porque nunca encuentro el suficiente, así que más GRACIAS por tu comentario!! No tengo tiempo de participar en cadenas de premios o similares, os lo agradezco igualmente.